lunes, 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano, un escritor entre el compromiso y los sueños revolucionarios

HOMENAJE

Eduardo Galeano, un escritor entre el compromiso y los sueños revolucionarios

Escritor emblemático de una época forjada entre sueños revolucionarios, el uruguayo Eduardo Galeano -fallecido hoy a los 74 años- supo plasmar en sus escritos ese viento que sacudió a más de una generación comprometida en la lucha por un mundo mejor, en pos de ese hombre nuevo vaticinado por el Che.
El autor de "Las venas abiertas de América Latina" falleció hoy en el sanatorio Casmu de su ciudad natal luego de una larga enfermedad por la que se encontraba internado en la capital uruguaya, informaron a Télam allegados a la familia.

Con un ideario de izquierda que lo llevó desde muy joven a recorrer los poblados de su patria como integrante de la juventud socialista, el autor de "Memoria del fuego" -donde hace una recuperación de las raíces indigenistas- y "Las venas abiertas de América Latina" -dos de sus libros más famosos, traducidos a varios idiomas- desbordó ampliamente los límites de la literatura.

Cronista de su tiempo, Galeano mantuvo a lo largo de toda su vida, su denuncia contra todo tipo de injusticias, incluso en el nuevo siglo hizo suyas las consignas ecologistas para frenar el deterioro del planeta y no titubeó en denunciar a las pasteras que contaminan las aguas en su querido país.

Para él siempre fue importante la recuperación del pasado pero también el futuro, la incertidumbre frente a un mundo donde se enseñorea la pobreza, sumado al tema de las grandes migraciones de personas en el continente que deambulan sin rumbo fijo, expulsadas de sus lugares de origen.

Cronista de su tiempo, Galeano mantuvo a lo largo de toda su vida, su denuncia contra todo tipo de injusticias

La visión de una América Latina unida frente a la adversidad, fue una señal de esperanza y se vio reflejada en su narrativa que se remonta a títulos como "Los días siguientes" (1963), los relatos de "Vagamundo" (1973), ""El libro de los abrazos" (1989), "Patas arriba. La escuela del mundo al revés" (1998) y una carta al futuro -escrita en 2011- que sintetiza sus anhelos.

"Nos estamos quedando sin mundo. Los violentos lo patean, como si fuera una pelota. Juegan con él los señores de la guerra, como si fuera una granada de mano; y los voraces lo exprimen, como si fuera un limón. A este paso, me temo, más temprano que tarde el mundo podrí­a no ser más que una piedra muerta girando en el espacio, sin tierra, sin agua, sin aire y sin alma", advierte.

El recuerdo de Galeano


"(...)Yo le pido, nosotros le pedimos, que no se deje desalojar. Para estar, para ser, necesitamos que usted siga estando, que usted siga siendo -apunta-. Que usted nos ayude a defender su casa, que es la casa del tiempo".

Eduardo Germán Hughes Galeano nació en Montevideo el 3 de septiembre de 1940, era hijo de Eduardo Hughes Roosen y de Licia Ester Galeano Muñoz, de quien tomó el apellido para firmar como escritor o periodista.

Cuando era un adolescente comenzó a publicar caricaturas para El Sol, un periódico socialista en Uruguay, con el seudónimo de "Gius", también fue obrero en una fábrica de insecticidas y pintor de carteles entre otros oficios, a pesar de provenir de una familia de la clase alta.

Se inició como periodista a comienzos de 1960 como editor del semanario Marcha y del diario Época luego del golpe de Estado en su país del 27 de junio de 1963 fue encarcelado y posteriormente se instaló en la Argentina.

Una década después fue el director de la revista cultural y política Crisis, fundada por Federico Vogelius (1919-1986): "Fue un largo acto de fe en la palabra humana solidaria y creadora (...) Por creer en la palabra, en esa palabra, Crisis eligió el silencio. Cuando la dictadura militar le impidió decir lo que tenía que decir, se negó a seguir hablando", dijo al cierre en agosto de 1976.

Ese mismo año, su nombre integró la lista de condenados por la dictadura militar argentina, presidida por Jorge Rafael Videla, y viajó a España. Allí escribió la trilogía "Memoria del fuego" (Los nacimientos, 1982; Las caras y las máscaras, 1984, y El siglo del viento, 1986) donde revisita la historia del continente latinoamericano.

El uruguayo estuvo casado con Silvia Brando, con quien tuvo una hija, Verónica Hughes Brando; luego, con Graciela Berro Rovira, con quien tuvo dos hijos: Florencia y Claudio Hughes Berro y por último con Helena Villagra.

En 1985 regresó a Montevideo cuando Julio Marí­a Sanguinetti asumió la presidencia del paí­s por medio de elecciones democráticas, junto a Mario Benedetti, Hugo Alfaro, entre otros funda el semanario Brecha. Y luego su propia editorial El Chanchito.

Además, integró la "Comisión Nacional Pro Referéndum" (entre 1987-1989), constituida para revocar la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, promulgada en diciembre de 1986 para impedir el juzgamiento de los crí­menes cometidos durante la dictadura militar en su paí­­s (1973-1985).

En enero de 2006, Galeano se unió a figuras internacionales como Gabriel Garcí­a Márquez, Mario Benedetti, Ernesto Sabato, Thiago de Mello y Carlos Monsiváis, en la demanda de soberaní­a para Puerto Rico. Además firmaron en la proclamación de independencia del país.

En 2007 le diagnosticaron un cáncer de pulmón pero fue operado rápidamente y el diagnóstico precoz hizo que no tuviera ninguna secuela de esa enfermedad.

El presidente venezolano Hugo Chávez -en abril de 2009- entregó una copia de "Las Venas Abiertas de América Latina" -libro que fue prohibido en su momento por varias dictaduras latinoamericanas- al presidente estadounidense Barack Obama durante la quinta Cumbre de las Américas, celebrada en Puerto España, Trinidad y Tobago.

Por su obra, Galeano fue galardonado con el Premio Casa de las Américas 1975, 1978; Premio del Ministerio de Cultura del Uruguay 1982, 1984, 1986, American Book Award 1989, Premio Stig Dagerman 2010 y Premio Alba de las letras 2013.

En ocasión de recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana en 2001, el escritor dijo: "He amado a esta isla de la única manera que es, digna de fe, con sus luces y sombras", mientras que el jurado definió con certeza al escritor y periodista como "un recuperador de la memoria real y colectiva sudamericana y un cronista de su tiempo".

"En los últimos once años se dio un renacimiento de la actividad industrial"

MERCADO CENTRAL

"En los últimos once años se dio un renacimiento de la actividad industrial"

Axel Kicillof lo dijo al encabezar en el Mercado Central un encuentro con medio millar de jóvenes empresarios, en el marco de un evento convocado por referentes de las principales centrales empresarias Pymes.
El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó esta tarde que durante los últimos once años se dio en el país un "renacimiento" de la actividad industrial, al tiempo que advirtió que los candidatos de la oposición evitan precisar los planes de gobierno que tienen en mente en caso de imponerse en las elecciones, porque “si dicen lo que realmente piensan, son piantavotos”.


Al participar de un encuentro organizado por jóvenes empresarios de distintas entidades del sector privado en el Mercado Central, Kicillof dijo que "las políticas neoliberales tuvieron muchas víctimas" y que estas comprendieron en un principio a los militantes de organizaciones populares y luego a "las pequeñas y medianas empresas" que eran el motor de la actividad industrial.

En el encuentro estuvieron presentes el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro; el secretario de Comercio, Augusto Costa; el empresario metalúrgico Juan Carlos Lascuraín; el diputado Juan Cabandié y el dirigente empresario Augusto Santucho, de la CGE, entre otros.

Ante un auditorio compuesto por más de medio millar de empresarios jóvenes, Kicillof dijo que "en esta reindustrialización del país faltaba un actor que eran las jóvenes empresas", y subrayó que la cartera que conduce "tiene las puertas abiertas" a estos directivos de manera de potenciar una "renovación" en el mundo empresarial".

"Se está discutiendo una renovación de cuadros, una renovación generacional"
Axel Kicillof, ministro de Economía
"Se está discutiendo una renovación de cuadros, una renovación generacional", dijo Kicillof, para luego enfatizar que “los jóvenes que entramos a la política entramos porque nos abrieron una puerta, porque fuimos invitados a participar y luego a tomar más responsabilidades. El Ministerio de Economía lo que quiere hacer es abrirles esa puerta a los jóvenes empresarios, invitarlos a que participen".

Antes del discurso de Kicillof, Costa y Santucho presentaron al ministro un documento denominado “Eje Argentino”, que refleja la posición de este espacio.

Los empresarios jóvenes que participaron del encuentro pertenecen a la CGE, Cgera, CAME, Agrupación Gelbard, Apyme, AJEP y Adimra.

En ese marco, el ministro ratificó que "reindustrializar la Argentina es nuestro proyecto político" y afirmó que las administraciones de Néstor Kirchner en su momento y de Cristina Fernández de Kirchner, en la actualidad, llevan adelante "una política consistente, que da previsibilidad" al sector productivo.

Al confrontar las ideas que postula el gobierno con las de la oposición, Kicillof subrayó que "la distribución, la inclusión social, es un instrumento de crecimiento que fomenta el mercado interno y el consumo”.

A las políticas que lleva adelante el gobierno en materia social “nosotros lo vemos desde la inclusión”, dijo el funcionario, y contrastó esta posición con la que esgrimen “algunos economistas de la oposición, que lo ven como un gasto".

"Ese es el 'ofertismo', ocuparse solamente de la oferta y no de la demanda, pero esa cuestión ha sido refutada en la práctica”, sostuvo el ministro.

“Los planes de protección social -como son el Procrear, la AUH, Conectar Igualdad, y el Progresar- levantan el piso, le dan seguridad a los argentinos y generan mercado”, remarcó Kicillof.

jueves, 9 de abril de 2015

corto locutor

mención de honor al médico que la operó del hematoma subdural

SENADO

Cristina entregó una mención de honor al médico que la operó del hematoma subdural

La Presidenta entregó en el Senado el reconocimiento al director médico de la Fundación Favaloro, Cristian Fuster, quien la operó en octubre de 2013. “Cuando decidí operarme, muchos especialistas dudaron porque me operaba un médico joven y yo dije ‘mejor, porque si es joven tiene buen pulso’”, bromeó la jefa de Estado.


La Presidenta entregó el reconocimiento al director médico de la Fundación Favaloro, Cristian Fuster, quien la operó de un hematoma subdural en octubre de 2013.

La mandataria estuvo presente en el Salón Azul del Senado de la Nación, acompañada por Fuster y por el vicepresidente Amado Boudou, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; y la senadora chaqueña por el Frente para la Victoria, María Inés Pilatti Vergara, autora de la iniciativa para galardonar al facultativo.
  00:00             00:00         
 
Pilatti Vergara habló con Télam Radio


Cuando decidí operarme, muchos especialistas dudaron porque me operaba un médico joven y yo dije ‘mejor, porque si es joven tiene buen pulso’”, bromeó la Presidenta al cerrar el encuentro.

En ese sentido, mencionó que “este hombre que nadie conocía, salvo el mundo científico, fue el que operó mi cabeza y hoy estoy acá para agradecerle”.

La mandataria reveló que fue Fuster quien la invitó al homenaje en el Senado.

Cristina ponderó que el neurocirujano "es humilde, no le gusta hablar por orgullo. Yo los desafío a todos ustedes a que recuerden una foto, un reportaje como el médico que operó a la Presidenta", afirmó.

"Esa es su verdadera personalidad, a él le gusta ser así, y por eso merece de todos un gran reconocimiento", resaltó la mandataria y rescató anécdotas familiares de Fuster para graficar que el profesional además "es buen marido y buen padre".

Tras evocar las vicisitudes previas a tomar la decisión de operarse en aquella oportunidad, la jefa de estado sostuvo que "desde el Estado" se va a continuar trabajando junto a la Fundación Favaloro para seguir cooperando con las instituciones dedicadas a la ciencia de la investigación.

A su turno, el director médico de la Fundación Favaloro tomó la palabra y agradeció la presencia de la presidenta.

  00:00             00:00         
 
Escuchá a Fuster en diálogo con Télam Radio


"Ya una vez me dio su confianza como profesional, es un honor que usted esté acompañándome en este lugar", le señaló a Cristina.


Además, enfatizó que “los pacientes son para y por los que trabajo todos los días”, tras lo cual mencionó que durante una charla con el doctor René Favaloro en la Fundación a fines de la década del 90, el creador del by pass cardíaco le había dicho que “el día que se levante sin ganas de atender a un paciente” dejaba la profesión.


“Llegar a esta Fundación fue mi sueño”, mencionó Fuster. Asimismo, dijo que no hubiera llegado a ser director Médico de la Fundación de no haber sido por la colaboración de quienes lo rodean, entre los que mencionó al equipo de la institución, a su familia y a sus padres, dos inmigrantes franceses que se afincaron en la ciudad chaqueña de Charata en la década del 60, donde nació.

“No hay persona que no pueda trascender si no trabaja en equipo”, alentó.
Finalmente, la autora del proyecto para entregarle el premio a Fuster, la senadora Pilatti Vergara, mencionó su “orgullo” por ser coterránea del homenajeado de quien dijo que “a los 42 años tiene una trayectoria de excelencia”.


Luego de agradecerle a la presidenta su presencia en el Congreso, por fuera de los actos de apertura o cierre de sesiones ordinarias, la legisladora destacó la “política económica” empleada por el gobierno nacional “desde 2003 a la fecha” que permitió que “la Fundación Favaloro hoy no le deba a nadie”.


Fuster egresó como médico de la Universidad Barceló en el año 1999 e inició su entrenamiento quirúrgico formándose como cirujano general en el Hospital interzonal de Ezeiza, para luego ingresar como residente en el Instituto FLENI, dentro del Servicio de Neurocirugía.

Tras ser jefe de Neurocirugía de la Fundación Favaloro, período durante el cual intervino quirúrgicamente a la presidenta en octubre de 2013, actualmente se desempeña como Director Médico de la Fundación.


El acto, que se llevó a cabo en el Salón Azul del Palacio Legislativo, contó con la presencia de legisladores nacionales de ambas cámaras del Congreso, de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; y del secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro.